martes, 1 de diciembre de 2015

Las bodegas de Piérnigas

Nuestro vecino Isidro Rebollo nos explica cómo se hacían las bodegas hace unos 70 años, las cuales antiguamente tenían más presencia en el pueblo. Hoy día tan solo podemos encontrar unas pocas en buen estado.


Según Isidro, en sus tiempos las bodegas se hacían a pico y pala. Primero se buscaba el lugar más adecuado y a continuación hacían un pequeño túnel. En el interior, se formaba un arco de aproximadamente 45º, con una altura de dos metros y se escavaban túneles en forma de cruz de 2x4x2 de altura, todo en tierra, sin usar cemento; la tierra recibía el nombre de ercilla y greda. Para bajar al fondo se fabricaban unas escaleras hechas de tierra.


La fermentación del vino era un poco peligrosa, ya que daban mareos en la parte baja de la bodega. Se usaba una vela, en caso de que la vela se apagase dentro de la bodega había peligro de mareo.